“La lluvia no impidió otra noche de gran convocatoria”

Las amenazas de lluvia no impidieron que alrededor de 20 mil almas ingresen al anfiteatro José Hernández. Bajo una lluvia torrencial, el público bancó a Soledad y a Los Huayra hasta el final.

El agua motivó el retraso de la programación y Orellana-Lucca salió al escenario media hora más tarde de lo previsto. Los de Santiago del Estero no le mezquinaron entrega, pese a que mucho del público había corrido a guarecerse debajo de las tribunas y a rogar que amaine.

La tregua llegó minutos antes de que suba Soledad. Pilotines amarillos, verdes y rojos distribuidos por todo el anfiteatro colorearon la noche. Pero la intermitencia iba a ser el común denominador del resto de la noche.

A la 1.30, se abrieron las puertas del campo y se llenó de jóvenes, mientras Los Malevos que no estaban anunciados en la grilla, abrían con un bonito cuadro de danzas para Soledad Pastorutti que decidió comenzar su set con su último corte, La gringa. La de Arequito lucía radiante, toda de blanco, y zapatos de taco alto. Nada raro para esta mujer que fue dejando para la nostalgia a aquella adolescente que revoleaba el poncho y convocaba multitudes. Mutó su forma de afrontar la música, bajó el frenesí y la velocidad, para concentrarse en el disfrute.

Lo que está intacto entre la Sole y su público es el encuentro que le permite interactuar, recordar el recorrido juntos, renovar el contrato de amor con propuestas nuevas y entonando las conocidas. Y el set no fue igual al del año anterior, una clara señal de respeto para con el Festival y con la gente que la sigue.

Soledad se paseó por todos los ritmos e hizo popurrí de zambas, popurrí de chacareras, y se animó a terminar el show con un mix de cumbias. Obviamente que no faltaron los clásicos que a la gente le gusta corear como Entre a mi pago sin golpearChacarera de un tristeTren del cieloEl bahiano, o Que nadie sepa mi sufrir.

Tras su actuación, ofreció una extensa conferencia de prensa donde se mostró abierta a expresar el agradecimiento para los festivales de verano y para contar que el disco que está por sacar fue producto de haberse sacado los prejuicios de antaño que decían que “los géneros no se pueden mezclar”.

La nota completa en VOS

Anterior Soledad es personaje del año de la Revista Gente
Próximo Soledad y "Chango" Spasiuk hicieron vibrar a Corrientes

Sin comentarios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.