Soledad en la Revista Para Ti: "El público y la música misma han permitido hacer fusiones de una manera muy natural."


Con una trayectoria de 20 años, la cantante demuestra que todavía tiene mucho para dar: la podemos ver en dos programas de música por la tele, acaba de lanzar su nuevo disco, Vivir es hoy, y se prepara para tocar en el Ópera. Charlamos con ella y nos habló de todo: su carrera, la familia, sus cuidados de beauty y hasta de política.

La folklorista de bombacha de campo, faja y poncho al viento quedó en el pasado. Hoy, Soledad Pastorutti (34) tiene una imagen reloa­ded y mucho más parecida a la de la diva del pop Britney Spears que a la de Jaime Torres. Ante la comparación lanza una carcajada y aclara: “Naaa… yo me identifico más con Jaime, ¡en todo sentido! No es que tenga algo en contra de Britney, pero no elijo escucharla tampoco”. Sin embargo, personalmente sorprende con una silueta esbelta, delgada y bien proporcionada que no suele ostentar cuando aparece en público. “No creo que haga falta mostrar el cuerpo, pero siempre me interesó cuidarme. Toda la vida hice deporte, ahora corro 8 kilómetros tres o cuatro veces por semana y, cuando puedo, practico natación. Además tengo una buena genética y trato de comer equilibrado”, revela la más linda de la música popular. Luego de dos décadas de trayectoria, ella mantiene el entusiasmo de su debut en el Festival de Cosquín de 1996. Y con mucha alegría e ilusión habla de su último disco, Vivir es hoy, y de los shows que está preparando para el 29 y 30 de mayo en el Teatro Ópera. “Ahora soy mujer, madre, esposa y tengo muchas responsabilidades como artista. Pero lo único que mantengo de aquella nena de Cosquín son las ganas de cantar y el hambre de subirme al escenario”, cuenta con esa sonrisa kilométrica tan característica.

SU ESTILO MUSICAL.

“Es Soledad. Después de casi 20 años de carrera, creo que ya tengo un sello propio. Yo nací en el folklore y nunca dejé de tocarlo, pero también he encontrado la versatilidad al tocar otro tipo de géneros. El público y la música misma han permitido hacer fusiones de una manera muy natural. Vivir es hoy es un disco mucho más libre en ese sentido, ya nadie me cuestiona si es o no es folklore o de qué género se trata”.

SU CABLE A TIERRA.

“Mi casa, la música y leer. Además, cuando estoy muy loca me pongo los auriculares y salgo a correr aunque esté lloviendo. Eso ayuda mucho. Pero el gran cable a tierra son mi familia y mis hijas. Con mi marido tenemos una gran virtud: de las puertas de casa para adentro, llevamos una vida muy normal”.

JUNTOS A LA PAR.

Soledad y Jeremías Audoglio se conocieron en una secundaria nocturna de Arequito, a 82 kilómetros de Rosario. Ella tenía 18 y se había quedado libre de la escuela a la que asistía por su ajetreada agenda como cantante. Él tenía 20 y cursaba de noche “¡porque era vago!”, recuerda ella entre risas. Compañeros desde la adolescencia, ahora viven en una quinta inmensa en las afuera de su pueblo natal con sus dos hijas, Antonia (4) y Regina (2). Además, él se desempeña como mánager de ruta de las giras de La Sole. “Jere es el que maneja a los músicos, arma la logística y el motorhome. Pero no quiere ser mi mánager. ¡Terminaríamos a las patadas!”, confiesa.

LAS HIJAS DE LA SOLE.

“Físicamente, ninguna de las dos se parece ni a mí ni al padre. Antonia es una especie de Rapunzel: flaquita, alta, rubia, de ojos claros y pelo largo. Sí comparte conmigo rasgos de su personalidad: es inquieta, le encanta cantar, hablar y es muy alegre. Ya es una señorita para la edad que tiene; en cambio, la otra todavía es muy bebota. Regina es más morrudita, tiene ojos claros y la cabeza llena de rulitos. Tiene un carácter fuerte, es mucho más mamera, más chinchuda y, cuando se le pone algo en la cabeza, lo consigue, ¡es súper teatrera! Son el amor más lindo y más puro que conocí en mi vida(…) Me gustaría tener un varón, pero nadie me lo puede asegurar, ¡así que no sé si me voy a arriesgar!”.

MULTIFACÉTICA.

Además de esposa, madre de dos chicas y cantante, La Sole conduce hace siete años Ecos de mi tierra, un programa de música folklórica por Canal 7, y está por arrancar como jurado del nuevo reality de talentos, Elegidos, por Telefe. “Me divierte hacer diferentes cosas. No sé si estar en la tele es lo que más me gusta, pero este es un medio un poco cruel y, para cierto público, sólo existís si estás en la pantalla chica. Así que lo tomo como una cuestión estratégica en mi carrera, como una vidriera”, explica con total seguridad y hace una salvedad: “Si bien estoy en los medios, no soy un personaje que rinda para los escándalos, creo que no hay nada jugoso para contar de mi vida”.

LA CARRERA POLITICA DE SU PAPÁ.

“Estoy acostumbrada a que se involucre (N.R. Su papá, Omar, se postula como diputado por el Partido Justicialista) porque desde antes que yo sea cantante, mi viejo siempre militó en política; fue presidente de un club del pueblo, parte de la cooperadora policial y trabajó en la comuna. Pero no sé si me voy a acostumbrar a su exposición pública y a que la gente mezcle las cosas. Yo lo apoyo, es mi papá. Él es de los que piensa que hay que actuar e involucrarse”.

SUEÑOS POR CUMPLIR.

Quiero que a este disco le vaya muy bien, sea premiado y me coloque en un lugar interesante en el exterior. Y sobre todas las cosas, quiero seguir viviendo de lo que me gusta, que es cantar. ¡Tengo muchos sueños! Ser insaciable es parte del ser humano.

Revista PARA TI
texto AGUSTINA D’ANDRAIA
producción MICA FAIMAN
fotos AXEL INDIK

Anterior SOLEDAD PRESENTÓ OFICIALMENTE SU DISCO “VIVIR ES HOY”
Próximo Soledad en La Nación: "Salir de la zona de confort"

1 comentario

  1. silvia
    8 de abril de 2015
    Responder

    Hermosa persona como siempre ,te seguimos desde que tuvimos la suerte de conocerte en ECOS DE MI TIERRA detrás de cámara

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.