"Si, Fui yo."


“Si, fui yo. Me tengo que hacer cargo de lo que hago”, admite conjugando la broma con la verdad Nati Pastorutti, en alusión al título de su segundo disco, llamado casualmente “Fui yo”.

La cantante, que se volcó hacia el pop melódico o romántico, asegura que si bien el nombre de su trabajo responde a una canción con la que se siente identificada, también apunta a otros significados. “Es mi proyecto, y me hago cargo de todo, de los problemas en la grabación, de las alegrías… y se terminó convirtiendo en un chiste que del estudio salió a la calle y se coló en las promo que armamos para difundir el disco”, cuenta en diálogo con LA GACETA.

Aunque “Fui yo” muestra a una Nati diferente de la que acompaña a su hermana Soledad en los escenarios folclóricos, ella preferiría evitar los rótulos. “Esto de definir el género me da un poco de miedo y no soy muy amiga de eso. Pretendo que la gente me diga si le gustó o no el disco”, señala.

Por supuesto que después de 15 años de carrera folclórica, hay ciertos giros de la zamba o de la chacarera, por ejemplo, que se cuelan en su manera de cantar. “Lo que estoy haciendo me gusta y lo disfruto”, aclara.

Hermanas unidas

Sin embargo, piensa mantener su carrera junto a “Sole”. “No descarto nada, porque me gusta cantar, recorrer la Argentina con sus paisajes y su gente, y acompañar a mi hermana”, dice.

Pero ahora está concentrada en el lanzamiento de “Fui yo”, y en empezar a programar la gira con la que quiere cubrir todo el territorio nacional. No se desespera -dice- porque aprendió a controlar las ansiedades. “Con ’Me dejo andar’ (el disco anterior) tocamos bastante, recorrimos pueblos y ciudades… tengo muchas expectativas, pero ya tengo experiencia en estas cosas”, afirma.

Tal vez más adelante, cuando la adrenalina empiece a bajar, quiere dedicarse más a componer. “A veces me siento a escribir, pero todavía no compongo como para grabar un tema mío; ya aparecerá la musa…”, conjetura Nati.

Las 11 canciones que grabó son de autores que ella ya conoce. Algunas fueron compuestas especialmente, y otras adaptadas. “Hablamos con los autores para darles una forma más adecuada a mi y a mi búsqueda, y por suerte tuvieron la gracia de ser abiertos”, cuenta.

Anterior La Sole hizo su primer Twitcam
Próximo “No voy a ir con este disco a un festival de folklore”