Veinte mil personas vibraron con Soledad


Cantando bajo la lluvia, en una noche inolvidable, Soledad cerró la Fiesta Nacional del Cordero. Desafiando al clima y los imprevistos patagónicos, la popular cantante se presentó en el escenario mayor y desplegó un show espectacular, con todos sus éxitos.

La programación en el predio del Club Brown incluyó a los grupos Cruz del Sur, Los Boyeros del Sur y Agitando Pañuelos. En el medio, cayeron algunas gotas que mantuvieron el suspenso hasta el final; pero ya cerca de la noche la Sole llegó al estadio y desplegó toda su energía: en pocos minutos, se sacó fotos con los ballets locales, subió el escenario y comenzó el espectáculo. Las gacetillas oficiales, indican que unas veinte mil personas disfrutaron del show de la Sole; una artista que está en uno de los picos de su carrera (el domingo fue tapa de Clarín junto a Mercedes Sosa).

A REVOLEAR EL PONCHO

Esta presentación, fue la primera de Soledad en forma masiva en Madryn (anteriormente había estado en nuestra ciudad para un programa televisivo conducido por Roberto Giordano, en la zona de Punta Cuevas).

Apenas pisó el escenario, se estableció una química formidable: cada una de sus interpretaciones fueron seguidas atentamente, coreadas y cerradas con una verdadera ovación, que se incrementó cuando Soledad sumó a su hermana Natalia.

Ya sobre el final, tras el clásico A Don Ata –en el que todos revolearon el poncho, el buzo o lo que tuvieran a mano-, el intendente Carlos Eliceche le entregó un reconocimiento a la artista, agradeciéndole su predisposición para permanecer un día más en la ciudad.

Luego, el subsecretario de Cultura y presidente de la Comisión Organizadora, Diego Lacunza y la flamante reina Kris Arnold, le entregaron a Sole y Natalia remeras y gorros con el logotipo de la Fiesta.

Con esa remera puesta, bajo algunas gotas de una lluvia que comenzaba a caer sobre el predio, Soledad cerró su actuación con otra canción (El tren del cielo) que se encuentra dentro de las más pedidas por el público, dejando una marca imborrable de su paso por la Fiesta.

Fuente: Diario El Chubut

Anterior Brilló en Puerto Madryn
Próximo Natalia en Daireaux