¡Llegó el gran día!


Después de tanta espera y preparativos llegó el gran día de la boda de Sole y Jere, esta tarde será la más emocionante sin duda en la vida personal de los dos cuando den el “si” frente a Dios. Jeremías se encuentra personalmente ultimando los detalles en la iglesia de Arequito para que todo salga bien y ellos, sus familias, la gente del pueblo y todo el público que viajo especialmente para esto lo puedan disfrutar. Como ya adelantamos, habrá pantallas gigantes afuera para que nadie se pierda la ceremonia y luego en Rosario será la gran fiesta con más de 800 invitados que llegaran desde diferentes partes del país. Seguiremos informando.
Anterior “Queremos mantener vivo este amor para siempre”
Próximo Ya son marido y mujer