La Sole lo hizo de nuevo: noche récord en Jesús María


Se vendieron 20 mil entradas en la jornada del sábado. El récord histórico del festival sigue siendo de ella, que metió 44 mil personas en 1998.

La décima jornada de argentinidad del Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María marcó récord en lo que va de la 52° edición. ¿Quién fue la culpable? La Sole Pastorutti, el huracán de Arequito, la chica que revolea el poncho, la misma que en 1998 marcó el récord histórico con 44 mil espectadores disfrutando de su espectáculo, cuando ella apenas tenía 17 años.

19 años después, en tiempos en que las nuevas tecnologías, la inmediatez del internet y la vorágine de las rutinas reducen el interés por disfrutar de espectáculos en vivo, La Sole lo hizo de nuevo: metió 20 mil personas y junto con Jairo se convirtieron en los artistas más convocantes de esta edición festivalera.

La Noche de Los Soles y Una Luna

Así es llamada la noche del segundo sábado en el festival, dado que es la jornada que más temprano arranca en la tarde y que más tarde termina, con el sol asomándose nuevamente, por la gran cantidad de actividades que marca la grilla.

Antes del comienzo de la transmisión televisiva, por el escenario Martín Fierro pasaron Media Luna, Renzo Tapia, Andrés Clerc, Marcelo Gómez y Los Visconti.

A las 22, la arenga y el clarín marcaron el comienzo oficial de la décima jornada de color y coraje. El primer plato fuerte de la noche fue el cordobés que enaltece el terruño en cada rincón del mundo que pisa con su música: Jairo. De una calidad artística sublime, el cantante de Cruz del Eje empezó el show con Si Se Calla el Cantor, en homenaje al querido Horacio Guarany, quien dejó este mundo el pasado viernes.

En el espectáculo dejó lugar para clásicos de su repertorio como Los Enamorados e Indio Toba. El artista le puso ritmo de festival a la noche con Zamba de Balderrama y Chacarera de Las Piedras, y hasta le dio espacio a la emoción, interpretando Gracias a la Vida con su hijo Yaco.

El otro gran atractivo de la noche estuvo centrado en el campo de la doma, con la tradicional exhibición de las tropillas entabladas. Pancho Figueroa, el emblemático “Chalcha”, pasó también por el Martín Fierro con un repertorio lleno de emoción y de canciones del recuerdo.

La danza tuvo su lugar privilegiado de la noche con Argentina Baila, certamen en que se seleccionaron las mejores parejas y solistas para que dejen su arte en el festival. Las Voces de Oran y Los de Cabrera fueron los dos últimos antes de la llegada de la mujer que representa al folclore argentino: La Sole.

El huracán de Arequito apareció en escena alrededor de las 2 de la madrugada para celebrar sus 20 años con la música. No dejó clásico afuera: Tambores del sur, Del Norte Cordobés, A Don Ata, El Bahiano y tantos otros hits fueron coreados de principio a fin por un Anfiteatro José Hernández repleto.

No olvidó el homenaje a Guarany, recordando haber compartido con él un espectáculo en el Luna Park, allá por 2001. El Duende del bandoneón, Del Chúcaro y El que toca nunca baila fueron algunas de las canciones del Potro elegidas por La Sole para conmemorarlo.

El final de la larga noche, ya muy cerca del amanecer, estuvo a cargo de los Tradicionales Cantores del Alba. Los miles que aun quedaban de espectadores disfrutaron de una selección de las más populares canciones del repertorio nacional en las voces de este grupo que forma parte de la leyenda viva del folclore.

Fuente: Día a Día

Anterior 20 años de Soledad en Jesús María: el día que llegó el huracán
Próximo Soledad a puro chamamé frente a más de 12.000 personas

No hay comentarios

Dejá un comentario