Guillermo “Fatiga” Reynoso, mítico integrante de Los Manseros Santiagueños, murió hoy a los 80 años. A principios de este mes había sido internado en el Sanatorio Allende de la ciudad de Córdoba, luego de sufrir una descompensación tras un show en Villa del Totoral. Esa presentación, realizada por el aniversario de dicha ciudad, fue la última vez que Fatiga pisó un escenario. El músico compartió su pasión hasta el final de su vida.

El cuarteto vocal se asomaba al escenario y la gente coreaba“Fatiga, Fatiga, Fatiga”, deseando que sea eterno, que siempre se pueda disfrutar de su bombo, de su voz, de su carisma y humildad desde el escenario.

El artista formaba parte de la banda desde 1966, año en el que ingresó al conjunto en reemplazo de Carlos Carabajal. Los Manseros fueron fundados por Leocadio del Carmen Torres y Onofre Paz en 1959.

Basta con haber visto en vivo alguna vez a Los Manseros Santiagueños, leyenda viva del folclore argentino, para darse cuenta del amor incondicional que el público tenía por el bombisto del grupo. El cuarteto vocal se asomaba al escenario y la gente coreaba“Fatiga, Fatiga, Fatiga”, deseando que sea eterno, que siempre se pueda disfrutar de su bombo, de su voz, de su carisma y humildad desde el escenario.


Entrevista a “Fatiga” Reynoso (Primera parte)

 
Entrevista a “Fatiga” Reynoso (Segunda parte)